Como revelo mis fotografías de aves

Aunque muchas veces se mencione por un sinfín de “gurus” de la fotografía que la foto debe salir perfecta desde la cámara, esto no siempre puede ser así. Y explicaré por qué:

Las condiciones ambientales en la fotografía de aves y en general la fotografía de naturaleza, no son controlables y pueden cambiar drásticamente de un minuto a otro. Esto, sumado con la timidez y el miedo de las especies silvestres dificultan aún más un resultado “perfecto”. Es por esto por lo que se vuelve prioridad hacer la foto y no tenemos tiempo de detenernos a pensar en los aspectos técnicos, ya que el instante durará solo eso, un instante.

Es ahí entonces cuando el revelado de una fotografía es esencial para lograr un resultado más acorde a nuestros gustos (pueden ser artísticos o no), y el uso de programas como Lightroom nos brindan esa mano para lograrlo de la forma más adecuada.

Por eso, compartiré con ustedes el flujo de trabajo que sigo habitualmente en mis revelados. Ya que tener un orden, es fundamental para generar una homogeneidad en todas nuestras fotos.

Mi primera recomendación, aunque no esencial, es comenzar con la recomposición de nuestra foto. Esta la haremos con la herramienta recorte (tecla r) y desde ahí partiremos con el revelado “puro y duro”. Por cierto, los invito a ver una anterior entrada donde hablamos sobre composición en fotografía de aves, les aseguro que les servirá mucho para este efecto. También, el siguiente video donde usamos la herramienta de recorte de Lightroom.

El primer paso será ir a los ajustes básicos de exposición y rango dinámico donde dotaremos a nuestra foto de más carácter. Seguido, pasaremos a trabajar el contraste de la fotografía a través de la curva de tonos -en lo personal, la mejor herramienta para generar contraste-.

Luego vamos a trabajar el color de la imagen por medio del panel HSL donde se podrá trabajar cada color por separado de una forma fácil, y que nos permitirá a su vez, comenzar a dar esos toques personales a nuestras fotos.

Seguido, pasaremos a trabajar el detalle y es allí donde se le dará más presencia a la foto mejorando su enfoque y reduciendo el ruido digital que haya podido aparecer. Este punto puede hacerse antes del anterior si así lo prefieren.

Para terminar, hacemos las correcciones de lente necesarias y eliminaremos esas molestas aberraciones cromáticas (AC).

Por último, podemos trabajar con las herramientas de ajustes locales para centrar más la atención en las partes que queremos que el espectador mire, como por ejemplo, centrar la atención en los ojos del ave.

Y como sabemos que el ser humano es muy visual y aprender mucho mejor por medio de imágenes, les dejo a continuación un video con todo el proceso del que hablamos en esta entrada.

Todos estos pasos y algunos más están incluidos dentro del pack ORIGEN que vendo actualmente en mi tienda y que facilitarán mucho tu trabajo. Haciendo incluso un revelado completo de una fotografía en menos de 1 minuto… Así que ya sabes, puedes adquirirlo por un costo muy bajo en el siguiente enlace –CLICK ACÁ–

Como siempre, espero les haya gustado esta entrada y lo más importante, que hayan aprendido algo nuevo.

¡¡¡¡Nos estamos viendo!!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *